Archivo de etiquetas| romántico

Orgullo y prejuicio (Jane Austen)

Image

Os voy a hablar de un libro que probablemente habréis leído pero que no puedo pasa

r por alto. Se trata de un best-seller, sí, pero no es ninguna novedad editorial, no pertenece a ninguna saga, no aborda temas trascendentales, no es fantástico, ni épico, no tiene misterio, ni sangre, ni es un thriller, ni una novela hot. Orgullo y prejuicio es simplemente maravilloso. Una joya de papel inimitable y atemporal que ha enamorado a millones de lectores durante décadas.

¿De qué va Orgullo y Prejuicio?

Esta novela, publicada en 1813, cuenta la historia de la familia Bennet, compuesta por cinco hijas de entre 23 y 15 años (Jane, Elisabeth, Mary, Kitty y Lydia), y sus padres. La madre está realmente obsesionada con casar a sus hijas antes de que su padre fallezca porque la Ley establecía que las propiedades pasaban de padres a hijos y no de padres a hijas. De forma que, la llegada de un nuevo vecino, soltero, y de la considerable fortuna causa un revuelo en la familia, que espera ansiosa la celebración de un baile público para poder conocerle. Al cabo de unos pocos días se celebra tan esperado acontecimiento social, y la familia Benet conoce al afamado Charles Bingley, que acude al baile acompañado de sus hermanas y de un amigo más guapo, más rico y más poderoso que él, Fritzwilliam Darcy.  Pero este señor resulta ser orgulloso, serio, engreído y prejuicioso y se dedica, no sólo a mirar por encima del hombro a la familia Benet y sus semejantes, sino que se atreve a despreciar la compañía de Elisabeth, algo de lo que ella se entera en el transcurso del baile. Y hasta ahí puedo leer.

Aparentemente el argumento puede resultar poco atractivo, pero no podéis dejar de leerlo. Aunque básicamente es una historia de amor, Orgullo y Prejuicio es algo más, mucho más. La irónica pluma de Ausen retrata con detalle una época en maravillosa donde la palabra estrés no existía, no había radios, ni televisiones, ni ordenadores personales. Era una época donde el decoro imperaba y donde una mirada o un simple roce piel con piel podía desatar las mayores pasiones. El universo de Austen es el universo de las pequeñas cosas, de un tiempo que parece no pasar y en el que las plumas que lleva en el sombrero la vecina de al lado es el tema de conversación durante una semana.

¿Y qué decir de sus protagonistas? (Os pongo a los actores de la adaptación de 2005, Keira Knightley y Matthew Macfadyen)

Image

Elisabeth Bennet es una chica joven algo bohemia y nada convencional para los usos de la época. Segunda hija de un caballero venido a menos, vive tranquila en el campo, rodeada de una cotidianeidad algo aburrida y perdida en sus libros, soñando, soñando sin parar como muchas de nosotras. Pero, aunque en esencia es una romántica, es una joven orgullosa, de ideas firmes y sin pelos en la lengua. Te identificas con ella desde el principio y, para mí, es uno de los mejores personajes femeninos que jamás se han descrito.

Image

Fritzwilliam Darcy es el heredero de una gran fortuna. Rico desde la cuna y de modales exquisitos, es a la vez frío, arrogante y orgulloso. Es oscuro y misterioso pero, a medida que avanza la historia, te vas enamorando de él perdidamente porque vas descubriendo, a la vez que la protagonista, que detrás de su hermosa pero rígida fachada, hay un hombre maravilloso. En Darcy se inspiró Stephenie Meyer para crear a Edward Cullen y como ellas otras muchas escritoras pusieron algo de Darcy en sus protagonistas, yo, la primera para crear a mi amadísimo Brais (perdón por tener la osadía de incluirme como escritora).

F. Darcy es considerado uno de los mayores héroes románticos de la literatura, y con razón.

Como lectora os puedo decir que, antes de que esta joya llegara a mis manos, jamás me había sentido atraída por este género. Las películas de época siempre me habían resultado oscuras, ñoñas e insípidas. Sabéis que nos hemos leído auténticas burradas super eróticas y pasar a un libro así puede resultar cuanto menos fuerte. Pero ahí está su magia, en la inocencia, en las pasiones y los sentimientos reprimidos, en el amor que te estalla por dentro y que no puedes expresar. El secreto de este libro es, además de la fina ironía y el magnífico estilo narrativo de Austen, su sencillez. Y por eso es tan especial y maravilloso.

Si os llega al corazón como me llegó a mí, os puedo recomendar muchas historias similares que, aunque están a años luz de Orgullo y Prejuicio, son realmente mágicas.

Se os quiere

Anuncios